viernes, 19 de enero de 2018

Capilla de los huesos de Évora: El carácter efímero de la vida.

La Capela dos Ossos es uno de los monumentos más conocidos de la ciudad de Évora en Portugal. Se trata de una pequeña capilla interior de la Iglesia de San Francisco. Fue construida en el siglo XVI por un monje franciscano quien, bajo el espíritu de la Contrarreforma, quería llevar un mensaje sobre el carácter efímero y transitorio de la vida. Esto está claramente expresado en la inscripción que se puede leer en su entrada: “Nosotros, los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos”. 

Sus paredes y sus ocho columnas están “decoradas” de largos huesos y cráneos cuidadosamente ordenados y sujetos mediante cemento. Se calcula que el número aproximado de esqueletos necesarios para realizar semejante obra es de unos 5000, provenientes de los cementerios de las iglesias situadas en los alrededores. Algunos de los cráneos tienen dibujados grafitis sobre ellos. Además, dos cadáveres disecados, uno de ellos perteneciente a un niño, permanecen colgados de unas cadenas.























Distancia desde Salamanca. 390 km. 
Coordenadas de la capilla: 38.568889, -7.908889


4 comentarios:

Giga dijo...

Creo que después de entrar a esta capilla estaría un poco asustado. Sin embargo, no he visto ese, original. Saludos.

Catalin dijo...

An osuar in sight.

Miguel dijo...

Un tanto espeluznante el espectáculo, pero sin duda interesante de ver y fotografiar.
Un abrazo,

VENTANA DE FOTO dijo...

Si bien he estado en varias ocasiones en Portugal, esa población nunc la he visitado.

Me gusta esa capilla, aunque la vista de las últinmas fotos me da un poco de yu-yu.

Besos