martes, 10 de abril de 2018

Las fallas valencianas en Salamanca.

La asociación cultural Fallers Pel Món tiene entre sus objetivos dar a conocer la fiesta valenciana en otros lugares del territorio nacional. Así pues, Salamanca toma el testigo a Zaragoza, Córdoba, Toledo, Granada y Ávila, lugares que ya acogieron esta actividad con anterioridad. El programa va desde la “plantá” de las fallas, pasando por el desfile de Moros y Cristianos, exhibición de bailes típicos valencianos, mascletá y como punto final la cremá de las fallas.












































Asociación Cultural Fallers Pel Món 
“SALAMANCA’ 18” 
Plaza Mayor y Vaguada de la Palma. 
Del viernes 6 al domingo 8 de abril del 2018.


jueves, 29 de marzo de 2018

Convento de San Esteban: Máxima relevancia Histórica.

El convento de San Esteban es un convento dominico situado en la ciudad de Salamanca. Los dominicos se instalaron en la ciudad entre 1255 y 1256. En el actual solar del convento, ocupado por la iglesia parroquial de San Esteban, levantaron el primitivo convento, luego destruido para construir el actual, en 1524. Su construcción se extendió hasta 1610 Aunque se le considera un excelente ejemplo del estilo plateresco, lo prolongado de sus fases constructivas explica la mezcla de estilos que van desde el gótico final hasta el barroco. Durante la Contrarreforma fue un importante centro donde se forjaron los padres dominicos que fundaron la “Escuela de Salamanca”, con Francisco de Vitoria a la cabeza, y se prestó ayuda a Santa Teresa de Jesús y a San Ignacio de Loyola. Colón se alojó en este convento cuando vino a Salamanca para defender ante los geógrafos de la Universidad la posibilidad de llegar a las Indias navegando hacia Occidente. 

La portada de la iglesia es uno de los más bellos ejemplos de plateresco, está concebida como portada-retablo. La iglesia tiene planta de cruz latina y una sola nave, con el coro elevado sobre un arco escarzano. El Retablo Mayor obra de Benito de Churriguera, todo dorado y recubierto de profusa decoración, dando lugar a uno de los más monumentales retablos barrocos. En el claustro principal, denominado de los Reyes, se levanta en el centro del jardín un templete. En la escalera de Soto, obra en la que Gil de Hontañón utilizó una técnica revolucionaria, puesto que solamente se apoya en los muros, sin otros soportes, que parece sostenerse milagrosamente. La Sacristía es de gusto clásico. En 1890 es declarado Bien de Interés Cultural y Patrimonio histórico de España.