jueves, 22 de septiembre de 2016

Tudela Veguin: Reino del archiduque Tino Casal.

Tudela Veguín es la población más grande de la parroquia de Box, perteneciente al concejo asturiano de Oviedo. Aquí se encuentra la Fábrica de Cementos de Portland Veguín, la primera de España (1898).Y es en esta población donde nació, el 11 de febrero de 1950, José Celestino Casal Álvarez, más conocido por su nombre artístico Tino Casal y también es aquí donde reposan los restos del artista después del fatídico accidente que le llevaría a su muerte el día 22 de septiembre de 1991 a los 41 años. 

Hoy se cumplen los 25 años del fallecimiento del gran artista asturiano Tino Casal, uno de los artistas españoles de finales del siglo XX más injustamente valorado. Tino era un artista polifacético, una especie de gurú adelantado a su tiempo, un hombre del renacimiento que nos regaló su obra en ámbitos tan dispares como la pintura, la decoración, la moda, y por encima de todo, en la música. Una frase suya resume su vida: "Me odian porque me he adelantado con la chaqueta que ellos pensaban ponerse".




























Distancia desde Salamanca. 311 km. 
Coordenadas casa natal: 43.331594, -5.777701 
Coordenadas tumba: 43.334062, -5.770532


3 comentarios:

Pompeyana dijo...

Muy buen trabajo,SCvilla. Además de estas fotografías tan estupendas, el especial significado que seguro que todos los seguidores de Tino Casal, como artista y en este caso, como persona, podrán relacionar con la vida del cantante. La buhardilla, donde él pasó su niñez y desde donde podía ver las cementeras y escuchar su contínuo ruído. La calle que lleva su nombre, que aunque hayan colocado su nombre tantas veces sus fans la han retirado, la estación,...y como no, el lugar donde descansa en paz.Tú conoces mucho mejor su historia, y tendrías muchísima información, pero esto es un bonito homenaje a la memoria del siempre recordado Tino Casal

Abuela Ciber dijo...

Viajando contigo, gracias
Cariños y buena semana

Maria Rodrigues dijo...

Magnifica reportagem fotográfica.
Obrigado por esta viagem virtual.
Um abraço
Maria