jueves, 3 de noviembre de 2011

El Mariquelo: Cumple con la tradición.

El Mariquelo era originariamente el miembro de una familia, los Mariquelos, que debía subir cada año a la torre de la Catedral Nueva de Salamanca, en agradecimiento a Dios porque el terremoto de Lisboa de 1755 apenas había dañado el edificio y no ocasionó víctimas mortales. Esto dio origen a lo que más tarde se convertiría en una tradición, al establecerse que todas las vísperas del día de Todos los Santos (tal día como el del desafortunado suceso, 31 de octubre), subiese alguien a la torre para tocar las campanas.

La tradición se conservó hasta 1976, cuando el último miembro de la familia dejó de llevarla a cabo. Sin embargo, en 1985, Ángel Rufino de Haro rescató el rito hasta la actualidad. El Mariquelo, ataviado con el traje charro, sube hasta la bola que se alza en el punto más alto de la torre, y una vez allí, toca una charrada con la gaita y el tamboril, instrumentos típicos de Salamanca.





































Este año se cumple el XXV aniversario de la subida de Ángel Rufino "El Mariquelo" 
a la torre de la Catedral Nueva de Salamanca.

¡Felicidades!

6 comentarios:

Sweet dijo...

Desconhecia por completo esta tradição.
As tuas fotos estão estupendas, gosto muito dos ângulos que escolhes.
Saludos

Joop Zand dijo...

It's a wonderful serie photo's..... nice compositions and details.
You are a fantastic photographer, my compliments.

Greetings, Joop

Angela Häring-Christen dijo...

Ein schönes Fest mit stolzen, sympathischen Menschen.
Herrliche Fotos.
Liebe Grüsse
Angela

Sérgio Pontes dijo...

As fotos estão muito giras

Fernando Santos (Chana) dijo...

Excelente Foto-Reportagem....
Cumprimentos

A.Muriel Pina dijo...

Bien explicado textual y fotográficamente.

Un abrazo.